Vehículo 4×4 en la nieve: la importancia de contar con un todoterreno

El temporal ‘Filomena’ ha puesto patas arriba a gran parte del país y en las redes sociales se han viralizado un gran número de imágenes en las que se ha mostrado la dificultad para circular en estas condiciones tan extremas, demostrando la importancia que tiene contar con un vehículo 4×4 en la nieve para minimizar los riesgos de patinaje y bloqueo de los neumáticos.

Los automóviles con tracción a las cuatro ruedas han vuelto a emerger en estas circunstancias excepcionales, recordando a los conductores la excelencia de estos equipos específicos.

Los todoterreno han sido la solución que ha ayudado, en algunos casos en situaciones de vital importancia, a mucha gente a desplazarse de emergencia cuando las calzadas estaban invadidas por decenas de centímetros de nieve y placas de hielo, gracias al aporte de estos vehículos con tracción integral.

Una cosa ha quedado clara tras el paso de este temporal: como España no es un país acostumbrado a experimentar estos ambientes tan extremos y nos hemos visto sobrepasados por las circunstancias, por lo que héroes particulares con todoterrenos han sido los verdaderos artífices de cumplir los deseos de quienes necesitaban moverse con un pavimento tan delicado.

Pero, ¿por qué son tan buenos los todoterrenos sobre la nieve?

La importancia de contar con un 4×4 en la nieve

Si atendemos a los datos, lo cierto es que la venta de vehículos todoterrenos es mayor en zonas rurales o donde la nieve y las grandes lluvias abundan cada año. 

La razón es sencilla: contar con tracción a las cuatro ruedas supone mayor agarre y adherencia en situaciones excepcionales y delicadas para la movilidad, como son las del hielo o la nieve sobre el asfalto o en el movimiento en los caminos agrícolas y de tierra de las áreas rurales.

Un turismo 4×4 en la nieve será la mejor de las opciones en cuanto a vehículo para desplazarse, puesto que la tracción integral contribuye a la máxima seguridad en casos de escasa adherencia, ya que consigue también una trazada de curva más eficaz, con una mayor motricidad a la salida del giro.

Así, vías con nieve, hielo, barro o con terrenos en mal estado son el escenario perfecto para estas máquinas tan demandadas por quienes quieren sentir el poder sobre las cuatro ruedas.

Las ayudas electrónicas contribuyen a una experiencia más segura

Muchos fabricantes, teniendo en cuenta las necesidades de los conductores que suelen circular por entornos complejos como estos, incorporan tecnología destinada a asegurar la estabilidad del vehículo y sus ocupantes con más garantías.

El conocido como “Modo Nieve” es el botón que hay que activar cuando te encuentras con superficies deslizantes. Este programa, denominado de diferentes modos según el fabricante, es el que se encarga de adaptar el control de tracción y la estabilidad del equipo, por ejemplo, al arrancar en parado en pendientes, facilitando cierto resbalamiento de los neumáticos.

También es un recurso fundamental para hacer frente a otros contratiempos, como cambios en la dirección bruscos o acelerones y frenadas repentinos, de forma que se consiga la mejor maniobrabilidad y agarre.

Los neumáticos de invierno, un plus de seguridad de los 4×4 en la nieve

Si además de esta tracción completa, el conductor monta los conocidos como neumáticos de invierno, aporta al vehículo un extra de adherencia y seguridad en las circunstancias más complejas, especialmente en términos de frenado, motricidad y protección ante riesgos de ‘aquaplanning’.

Esta variedad de ruedas es la más indicada en situaciones extremas como estas gracias a su composición, entre otros factores, por estar elaborados con materiales indicados para soportar el frío, tener un perfil direccional, unos dibujos más profundos con aristas, laminillas o ranuras longitudinales de mayores dimensiones.

La diferencia entre los SUV y los todoterrenos

Con la aparición de este temporal, considerado el más intenso en medio siglo, se han comprobado las carencias de aquellos SUV (asociados a esta tracción integral) que, en realidad, no son 4×4.

Por ello, es conveniente que, antes de comprar un automóvil SUV, te informes bien sobre la capacidad de tracción del mismo, ya que, en ocasiones, se asocia erróneamente este tipo de coches con la tracción total.

Así, existe una amplia gama de SUVs que incorporan la tracción a las cuatro ruedas pero también los hay que sólo guardan las apariencias de disponer de ello sin que sea una realidad a efectos prácticos.

Los 4×4 en la nieve, especialmente durante este temporal, han sido las estrellas en estas condiciones, por lo que se deja ver en ellas las altas prestaciones de unos vehículos tan eficientes y seguros.

Si dispones, en cambio, de otro tipo de turismos, no olvides seguir las instrucciones de las autoridades en casos de dificultades meteorológicas, como no salir salvo que sea estrictamente necesario, o, en su caso, montar cadenas de nieve.

En Gestiauto Tramitaciones, estamos comprometidos con la información más precisa para garantizar la seguridad y eficiencia de los conductores que cada día se mueven con sus vehículos, cuya documentación se tramita con más agilidad a través de una gestoría de Tráfico de referencia como nuestro servicio.

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos