Asesor fiscal contable: ¿cuáles son las tareas de este profesional?

Un asesor fiscal contable es una figura fundamental para muchas empresas y autónomos en diferentes facetas de su día a día, por lo que se ha convertido en un recurso en auge en los últimos tiempos para facilitar su trabajo.

En este post, nos centramos en la importancia de la labor del asesor fiscal contable, en sus funciones y en sus competencias a modo de soporte para millones de personas en este país.

Qué es un asesor fiscal contable

Un asesor fiscal contable es aquel profesional que se ocupa de ayudar a las empresas y los autónomos en sus deberes fiscales y contables, además de otras cuestiones relativas a la administración y la gestión de su día a día.

Generalmente, un profesional de este tipo ejerce su labor como autónomo o asalariado para asesorar a sus clientes en estas cuestiones, aunque no conviene confundir con el trabajo de una gestoría.

El papel del asesor fiscal contable en España

En nuestro país, se han dado varios intentos frustrados para regular esta profesión de manera armonizada, a través de proyectos o anteproyectos de ley que no han fructificado para igualarse a otros países del entorno, como es el caso, por ejemplo, de Alemania.

Aún así, existen ciertas asociaciones, colegios profesionales y códigos deontológicos que, de algún modo, rigen la actividad de estos profesionales: la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF) o la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (ASEFIGET) son algunas muestras de colectivos encargados de esta cuestión.

A qué se dedica un asesor fiscal contable

Un asesor fiscal contable se encarga de ayudar a sus clientes, que suelen ser empresas y autónomos (aunque también particulares), con sus deberes fiscales.

Esta es una definición muy simple, puesto que son muchas otras las funciones de las que se ocupa este perfil:

  • Asesoramiento en cuestiones relacionadas con la gestión y la administración de la empresa.
  • Asesoramiento y soporte a emprendedores.
  • Tramitación de altas y bajas de la actividad económica en la Agencia Tributaria y en la Seguridad Social.
  • Recomendación de la figura jurídica que debe adoptar una empresa en función de sus características y condiciones (Sociedad Limitada, Sociedad Anónima, etc.).
  • Tareas de facturación y contabilidad.
  • Nóminas y salarios.
  • Representación ante un tribunal o la Agencia Tributaria en procesos fiscales.
  • Auditorías de cuentas.
  • Elaboración de balances e informes contables, como son los casos del balance de situación, el balance de apertura o el balance de cierre de resultados.
  • Soporte para declaraciones fiscales periódicas, como los modelos 303 de IVA, 130, 131, 111, 115, etc.
  • Planificación de activos y patrimonio.
  • Asesoramiento sobre la necesidad de herramientas específicas de facturación o contabilidad.

La responsabilidad del asesor fiscal contable es muy importante, puesto que una incorrecta actuación puede ser sinónimo de consecuencias severas a nivel civil, penal y tributario. De hecho, la Ley General Tributaria, en su artículo 42.1.a, detalla los siguientes efectos de un mal servicio al cliente por parte del asesor fiscal contable:

  • Responsabilidad tributaria: es responsable solidario si participa de forma activa en el cometido de infracciones fiscales. La responsabilidad solidaria también influye en la sanción interpuesta.
  • Responsabilidad penal: a pesar de que, en realidad, el contribuyente es el responsable penal de la infracción tributaria, el profesional puede verse afectado siempre que se demuestre que su participación ha sido imprescindible para el delito.
  • Responsabilidad civil: un servicio defectuoso puede suponer responsabilidades del asesor respecto a su cliente. En ocasiones, esta responsabilidad no supone que el profesional tenga que asumir los importes y las penalizaciones económicas que la Administración tributaria exija al cliente en cuestión.

Cuándo recurrir a un asesor fiscal contable

No existe un momento concreto o regla que establezca cuándo una empresa, autónomo o particular requiere la ayuda de un profesional de esta naturaleza. Sin embargo, es siempre positivo contar con uno para asegurar el correcto desarrollo de la actividad económica desde el principio.

Como los deberes del día a día de un autónomo o empresario es bastante compleja, no está de más el apoyo de esta figura.

Tareas tan importantes como complejas para personas que no controlen sobre el tema, como la contabilidad más esencial, la declaración de los impuestos, la elaboración de las nóminas de los empleados o la elección de la figura jurídica más indicada para la corporación serán más sencillas con la ayuda de este experto.

Disfruta de la mejor asesoría fiscal en Gestiauto Tramitaciones

En Gestiauto Tramitaciones, ofrecemos también la labor de un asesor fiscal contable de primer nivel para ayudar a aquellas personas que deseen disfrutar de un soporte profesional para el día a día en su empresa.

La comunicación, la transparencia, la cercanía y el compromiso son algunos de los puntos esenciales de nuestro trabajo, aspectos que explican, en gran medida, el éxito de nuestra trayectoria profesional.

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos