¿Qué presión deben llevar los neumáticos para una conducción segura?

Una de las grandes dudas de los propietarios de vehículos es qué presión deben llevar los neumáticos para que la conducción sea completamente segura. Por ello, en este post te ofrecemos la información más detallada sobre los niveles que deberás buscar teniendo en cuenta distintos factores importantes para conseguir el mejor rendimiento del automóvil sin comprometer la seguridad de sus ocupantes.

Además de ser una de las fórmulas idóneas para ahorrar gasolina, procurar la mejor presión posible para las gomas de tu coche es sinónimo de estabilidad en los desplazamientos en carretera.

¿Qué pasa si tengo un neumático con una presión de inflado incorrecta?

La presión de las ruedas de un coche en niveles incorrectos es la causa más común de desgaste de los neumáticos, además de incrementar el riesgo de reventón del neumático al deformar la llanta, lo que conlleva, además, un desembolso extra.

Así, medir presión de neumáticos es fundamental, puesto que si tienes presiones de aire muy bajas, esto redunda en un incremento de la distancia de frenado, por lo que puede ser una diferencia vital entre una detención segura y un percance.

Más complicado es, teniendo un nivel erróneo, frenar en un pavimento mojado o en otras situaciones en las que haya poca adherencia, favoreciendo lo conocido como “efecto aquaplanning” (cuando el neumático no puede evacuar agua y el coche patinará sin poder controlarlo).

Además, como hemos comentado, saber qué presión deben llevar los neumáticos y aplicarla en tus ruedas evitará que tu coche gaste más carburante del que debería: una baja presión influye, y mucho, en la resistencia a la rodadura, lo que se traduce en una mayor necesidad de energía del coche para poder avanzar. Se estima que con un bar menos, puede suponer un 6% más de gasto de combustible.

En cambio, si la presión de inflado de las ruedas es excesiva, el riesgo en la conducción estará también presente, aunque de diferente modo que con presiones más bajas, incluyendo un desgaste anómalo de las gomas.

Entonces, el inflado correcto de los neumáticos es…

Antes de nada, hay que aclarar que no existe una medida estándar o correcta, ya que dependerá de diversos factores.

Uno de ellos es el criterio del fabricante del automóvil, que, teniendo en cuenta algunos aspectos como el peso o la velocidad, establecerá unos niveles diferentes a otros coches.

Para conocer el que recomienda la casa del vehículo que tienes, puedes consultarlo en el manual del vehículo. En algunos casos, incluso, lo puedes ver en la tapa del depósito de combustible o en el montante de la puerta del conductor.

Otra de las claves a las que hay que atender es el peso que se vaya a introducir en el vehículo en cada momento: si vas con el coche, como se suele decir, “hasta los topes” no necesitarás el mismo nivel que si vas tú solo sin equipaje.

Estas dos posibilidades se muestran en los lugares mencionados como información precisa al conductor, así como la presión de inflado máxima.

¿Cada cuánto se debe revisar la presión de los neumáticos?

Esta es otra de las cuestiones más habituales de los conductores respecto a este tema. Se recomienda que, al menos, se revisen estos niveles una vez al mes.

Si no cuentas con un manómetro en casa, la mejor opción es acudir a una estación de servicio, donde suelen disponer de un instrumento para esta finalidad.

En nuestra gestoría de Tráfico en Madrid, estamos comprometidos con la mejor experiencia posible de los conductores en el uso de su vehículo, por lo que continuaremos aportando la mejor información para tu seguridad y la de tus acompañantes en los desplazamientos por carretera.

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos