Placa de matrícula acrílica: por qué está tan extendida actualmente

Una placa de matrícula acrílica es un avance en el mercado al sustituir a las convencionales placas metálicas en cuestiones de resistencia y durabilidad.

También conocidas como ecomatrículas o ecoplacas, se trata de una alternativa que ha ido ganando terreno poco a poco en los últimos tiempos hasta el punto de ser ampliamente aceptadas por parte de las instituciones de Tráfico.

No obstante, cabe destacar que no todas son legales, por lo que hay que tener claras las características de aquellos productos que de verdad cumplen con las especificaciones técnicas adecuadas.

Problemas relacionados con las matrículas

Hay que recordar que los responsables de verificar que los coches funcionen correctamente en los puntos de ITV siempre pueden poner pegas a una matrícula que se encuentre en mal estado, que tenga algún número dañado o ilegible, que la presencia de mosquitos estampados pueda limitar su lectura o que la placa esté torcida.

Otro de los posibles problemas relacionados con la matrícula es que las bombillas que la iluminan no funcionen y, por tanto, no puedan verse sus números y letras con claridad.

Como ves, todo lo relacionado con la limitación o imposibilidad para identificar las matrículas pueden ser motivo de algún toque de atención por parte de los agentes de Tráfico.

Características esenciales de una placa de matrícula acrílica

Una placa de matrícula acrílica está más considerada actualmente en el sector, además de por su mayor resistencia, por otros criterios importantes:

  • Las ecoplacas se fabrican con policarbonato que se somete a un tratamiento resistente a los efectos de los rayos ultravioleta, por lo que los caracteres de estas placas no se desgastan ni desaparecen por culpa de su exposición al sol.
  • Su formato es flexible, lo que imposibilita cualquier rotura o doblaje por el efecto de algún impacto que puedan sufrir por alcance con otros coches, aunque sean mínimos e involuntarios.
  • Su limpieza es más rápida y sencilla que las alternativas más convencionales, gracias a su material y a que, al carecer de relieves, se pueden eliminar mejor los mosquitos adheridos.
  • Son más inofensivas, ya que estos elementos no cortan, como ocurre con las placas metálicas, por lo que son más seguras si se produce un choque con ciclistas o peatones.

Estos son los puntos más importantes que definen estos modelos de matrícula que son tan comunes en el parque vehicular actual. En cambio, como hemos dicho, deben reunir una serie de requisitos para ser considerados legales.

Cómo debe ser una placa de matrícula acrílica para ser legal

En los tiempos que corren, es posible que puedas hacerte con una placa de matrícula acrílica por diferentes vías: tiendas especializadas, concesionarios, páginas web…

Hay que atender a las características de estos artículos para que no te den gato por liebre.

Uno de los aspectos esenciales es que estos modelos cumplan con la homologación establecida por el Ministerio de Industria.

También deben incorporar una referencia en el lateral de su superficie, una serie de dígitos que debe corresponder con los que se reflejan en el certificado.

Cómo hacerte con ecoplacas

Una de las vías más comunes para contar con una placa de este tipo incorporada en tu vehículo es a través del concesionario en el que compres el coche: es normal que, aunque suponga un sobrecoste, los fabricantes regalen estos elementos a modo de detalle con la persona que adquiere en propiedad el vehículo.

Si estimas más oportuno recurrir a una placa por vía externa, existen webs especializadas que se dedican a la creación y la venta de estas matrículas, con el mejor material y las técnicas de fabricación más sofisticadas.

Las diferentes ofertas existentes en la red solicitan cierta documentación para proporcionar estos productos:

  • Permiso de circulación del coche por la cara en la que se reflejan los datos personales.
  • DNI por ambas caras de quien solicita estos artículos, sea el titular o no del automóvil.
  • Justificante de haber realizado el pago.

Si el concesionario no tiene la cortesía de regalar las ecomatrículas, lo cierto es que la diferencia de precios es abismal entre estos centros y las páginas web donde se venden, siendo esta segunda alternativa la que normalmente es más asequible.

Por ello, muchas personas prefieren comprar por internet estas placas, por lo que deben encargarse los mismos interesados de su colocación. 

Cómo colocarlas

El modo de instalación de una placa de matrícula acrílica debe ser siempre atornillada en el caso del modelo trasero, que se pega al maletero, mientras que para el delantero puedes optar por pegarlo o atornillarlo.

Si prefieres pegar la placa en el parachoques, puedes recurrir a una cinta de doble cara o adhesivo de poliuretano.

En nuestra gestoría de tráfico, tenemos un firme compromiso con ofrecer la mejor información para que los conductores disfruten de la experiencia de la conducción y recurran a las mejores piezas para sus vehículos.

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos