Cómo desinfectar un coche para prevenir el contagio de coronavirus

Las autoridades insisten en distintas medidas que podemos aplicar todos los ciudadanos para tratar de prevenir la propagación del COVID-19; una de ellas es la de desinfectar un coche, el automóvil que usas a diario porque no te quede más remedio que desplazarte para trabajar o realizar cualquier otra actividad de primera necesidad.

Aunque la mayoría de coches están parados por la declaración del Estado de Alarma por las restricciones que se han impuesto en ella, son muchas las personas que necesitan desplazarse por estar dentro de las excepciones contempladas en el real decreto.

El peligro del contagio del coronavirus está presente en numerosos lugares y uno de ellos es el vehículo propio. Por ello, es fundamental conocer la forma de minimizar cualquier peligro referente a este problema sanitario.

Te sorprendería de la cantidad de bacterias, microorganismos y virus que pueden acumularse en el interior de un coche.

Aunque aún está siendo investigado, lo que se sabe es que el virus puede permanecer en el aire unos 30 minutos, por lo que es fundamental evitar los viajes en compañía en el interior de los automóviles, ya que la presencia de una persona infectada en un habitáculo cerrado y de esas dimensiones tan pequeñas puede ser determinante para el contagio.

Cómo desinfectar el coche por el coronavirus

No solo se puede dar el caso si se viaja con otra persona, sino cuando un mismo vehículo lo pueden manejar distintos conductores o en los casos de taxis y vehículos VTC.

Tanto en estos casos como cuando, si no hay más remedio, se desplaza alguien más aparte del piloto, es conveniente que tengas presente algunas de las recomendaciones básicas para desinfectar el coche para prevenir el contagio del coronavirus.

Lo primero a lo que hay que atender son las superficies susceptibles de contacto: volante, palanca de cambios, tiradores de puertas, cinturones de seguridad, mandos, botones, pantalla, etc. En otras palabras, aquellas partes del vehículo que haya podido tocar una persona contagiada.

Un trapo o un pañuelo con alcohol o cualquier desinfectante puede ser suficiente para frotar sobre estas superficies y eliminar los restos de bacterias y virus como el que tiene atemorizada a la sociedad actualmente, el cual es altamente contagioso, por lo que nunca está de más cualquier esfuerzo dirigido a minimizar todo riesgo de infección.

La lejía, el amoníaco o el agua oxigenada están totalmente desaconsejados para desinfectar un coche, ya que pueden dañar el material.

Una limpieza a fondo de alfombrillas y rejillas de ventilación también debe realizarse para estar completamente tranquilos.

Además de todo esto, los expertos insisten en la necesidad de llevar a cabo todos los consejos de prevención proporcionados hasta ahora, como el uso de mascarillas y guantes, que puede ayudar a reducir todo riesgo de contagio.

En Gestiauto Tramitaciones, estamos comprometidos con el cuidado de los conductores, por lo que insistimos en la imperiosa necesidad de tomar todas las precauciones posibles para un desplazamiento completamente seguro. 

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos