Cómo saber si un coche es robado de forma rápida y sencilla

La compra de coches de segunda mano ha incrementado en los últimos años por los beneficios que ello conlleva, pero antes de decidirte a hacer esta transacción debes tener en cuenta algunos factores importantes y cómo saber si un coche es robado es uno de ellos.

La transferencia de vehículos ha de hacerse de la forma más segura posible, ya que se trata de una operación muy compleja. La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, además de otras normativas similares, estipula que la garantía de estos vehículos debe formalizarse por escrito, independientemente de la factura o el contrato de compraventa que se redacte para este fin.

Pasos a seguir sobre cómo saber si un coche es robado

Cuando alguien adquiere un coche de ocasión procedente de un particular o de un centro o concesionario no verificado, el riesgo de que el vehículo haya sido sustraído de forma irregular está presente.

Así, cómo saber si un coche es robado se puede lograr siguiendo una serie de recomendaciones muy sencillas:

  • Pide el informe de antecedentes del vehículo: este documento se puede solicitar en la DGT, donde se certifica que no existe ningún problema para efectuar la transacción, informando sobre aspectos como la ITV, las posibles multas pendientes o los impuestos correspondientes.
  • Desconfía si algún dato no cuadra: si notas que alguna información del vehículo no cuadra con la documentación, lo mejor es buscar otra cosa. El número de bastidor o los kilómetros del coche son algunos de los puntos en los que más se estafa a los compradores.
  • Desconfía también de ciertas actitudes sospechosas del vendedor, si este:
    • no quiere identificarse o insiste en que se le haga un pago por adelantado a modo de fianza de forma apresurada, no es buena señal.
    • solo se comunica por canales poco frecuentes, como el e-mail, en detrimento del teléfono, y que este suela estar apagado, es otra señal de intenciones poco legales.
    • Rechaza ir a hacer una revisión a un taller o concesionario certificado.
    • Queda siempre en lugares poco transitados o áreas de servicio.

Estas medidas pueden hacer que te lleves un disgusto a la hora de comprar un coche de segunda mano, ya que, llegados a este punto, si el coche es robado, el legítimo propietario puede reclamarlo y hacer que se pierda el desembolso realizado.

En Gestiauto Tramitaciones creemos en el buen hacer de todos estos procedimientos, por lo que siempre recomendamos a nuestros clientes tomar todas las precauciones posibles para no lamentarlo después.

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos