Multa por no llevar la L: ¿de verdad me pueden sancionar por esto?

La placa distintiva de que al volante se encuentra un conductor novel -que no supera aún el año con carné de conducir en vigor- es más importante de lo que la mayoría de personas considera, por lo que es conveniente conocer toda la información al respecto para evitar una posible multa por no llevar la L.

¿Me pueden poner una multa por no llevar la L DGT?

Seguro que en algún momento te has preguntado el por qué de esa letra como símbolo de un conductor novato: todo ello responde a la abreviatura de “Learning”, una expresión inglesa que alude al aprendizaje, que es el proceso en el que se encuentra inmerso el propietario de la placa.

Tener colocada la placa verde con la letra “L” es fundamental para informar al resto de conductores que comparten vía contigo de que, por el hecho de tener poca antigüedad en el arte de la conducción, circulas a menor velocidad o puedes realizar alguna maniobra poco ortodoxa relacionada con este hecho.

Llevarla adherida en la parte posterior del vehículo es obligatorio, siendo penalizado su incumplimiento con una multa por no llevar la L de hasta 100 €, sin llevar consigo una retirada de puntos.

Hay que aclarar que la obligatoriedad de llevar la L se extiende a lo largo del primer año desde la obtención de la licencia; en caso de una retirada del carné en ese período, ese intervalo deja de contar, por lo que el año siempre se cumpliría cuando se tiene este permiso en vigor.

Sanción por no llevar la L de forma visible

Es muy conocido el truco de dejar la L en la bandeja del maletero y, en caso de ser cuestionado por los agentes de tráfico sobre esta situación, alegar que se ha caído de forma repentina en medio del trayecto: esto responde al pudor o vergüenza que les da a los noveles a llevar visible este distintivo por creerse expuestos ante los demás usuarios.

No obstante, esta artimaña no servirá y los agentes pueden imponer la sanción en forma de falta leve con la cuantía económica anteriormente expuesta, ya que el Código de Circulación establece que, si la causa fuese de verdad la que aseguran estos conductores, estarían obligados a detenerse de forma segura y volver a colocar la placa de la L.

Por tanto, en Gestiauto te recomendamos obedecer a estas premisas para que no te lleves ningún disgusto si te ‘cazan’ los agentes de tráfico y te imponen una denuncia por no llevar la L: piensa que la placa de conductor novel es meramente informativa para mejorar la seguridad vial y no un motivo de vergüenza por ser novato; al fin y al cabo, todos lo hemos sido en algún momento.

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos