Diferencias entre coches Km 0 y coches de gerencia

Si estás pensando en hacerte con un vehículo en poco tiempo, probablemente hayas mirado decenas de coches nuevos y visitado muchos concesionarios. Un coche nuevo requiere una inversión importante, que no siempre podemos asumir como nos gustaría. Sin embargo, existen otras posibilidades, a menudo desconocidas, para poder disfrutar de un coche prácticamente nuevo, con la ventaja de que será mucho más económico y tendrá casi las mismas prestaciones que un vehículo a estrenar.

En este punto, es interesante que conozcas las diferencias entre los diferentes tipos de coches que no cuentan exactamente como nuevos, pero que están muy cerca de serlo. Dejando de lado los vehículos de segunda mano y de ocasión, vamos a centrarnos en las diferencias entre coches Km 0 y coches de gerencia.

Diferencias entre coches Km 0 y coches de gerencia

Si alguna vez has oído hablar de los coches de Km 0 y de los coches de gerencia, es posible que tengas dudas de qué características tiene cada uno. Sigue leyendo para descubrir las ventajas de cada uno y poder tomar la mejor decisión.

Qué es un coche Km 0

Los coches de Km 0 son vehículos que ya han sido matriculados por el concesionario, aunque habitualmente están sin estrenar. Se trata de coches que el concesionario o el propio fabricante debe matricular por diferentes motivos, normalmente comerciales, para cumplir unos objetivos de forma mensual.

Técnicamente no son coches nuevos por el hecho de estar matriculados, pero en la práctica, son coches sin estrenar o con un pequeño y habitual uso, nunca superior a pocos cientos de kilómetros. Tienen la ventaja de que son coches que están completamente equipados y listos para la venta. No serán tan personalizados como uno nuevo, pero el tiempo de espera por ellos es mucho menor, y siempre suponen un ahorro económico frente a uno sin matricular.

Qué es un coche de gerencia

Los coches de gerencia son coches usados, aunque con un uso mucho menor que los coches de segunda mano o los coches de ocasión. Son vehículos que únicamente han sido utilizados por la propia marca o por el concesionario, con fines comerciales, de cortesía para cargos de la marca, etc. También son aquellos que se utilizan como muestra o prueba para los clientes que acuden al concesionario a ver un modelo determinado.

Son coches con poca antigüedad, que normalmente no sobrepasan los seis meses, aunque puntualmente pueden llegar al año. Además, se mantienen en un buen estado, ya que su uso es habitualmente reducido, no llegando a superar los 10.000 o 15.000 kilómetros de media. El gasto al adquirir un coche de estas características siempre es mucho menor, aunque conviene comprobar el uso real que se le ha dado, ya que en alguna ocasión pueden ser vehículos que han sido destinados a alquiler o a sustitución.

En qué se diferencian

Las principales diferencias se encuentran en el uso y en el precio. Un coche de gerencia podrá tener algunos miles de kilómetros, dependiendo del uso que se le haya dado. Por el contrario, los vehículos de ocasión rara vez superan los 100. Por supuesto, esto afecta directamente al precio, siendo el coche de gerencia más económico por tener un uso mayor. Los coches de Km 0 suelen tener un coste cercano a un coche nuevo, pero la necesidad de los concesionarios de deshacerse de estos vehículos hace que habitualmente cuenten con determinados descuentos interesantes.

Ahora que ya conoces las diferencias entre coches Km 0 y coches de gerencia, podrás escoger la opción que te resulte más interesante para ahorrarte un dinero en la adquisición de tu nuevo vehículo. ¿Conocías estas variedades de vehículos? ¿Cuál te parece más interesante?

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

CONTACTA CON EL AUTOR:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos

Current ye@r *