¿Se puede conducir sin carnet provisional tras aprobar el examen?

Entendemos que nada más aprobar el examen práctico del carnet de conducir, el interesado quiere conducir por primera vez sin la supervisión de un examinador o un profesor de autoescuela pero es conveniente saber antes si se puede conducir sin carnet provisional.

Por ello, en este post queremos aclarar si es posible circular sin ese permiso de transición hasta el oficial o se debe esperar hasta que llegue a casa ese documento tan ansiado después de tantas clases.

¿Qué es el carnet provisional?

El carnet provisional es el primer documento que tiene en sus manos un conductor novel que ha obtenido ese permiso para los primeros días tras su aprobación.

Es el salvoconducto que permite al conductor circular con un automóvil hasta que llega a su domicilio el carné definitivo, el cual, como máximo, se puede retrasar varias semanas.

Generalmente, el carnet provisional se recoge en la misma autoescuela en la que has recibido las lecciones para la obtención de esta licencia.

¿De verdad se puede conducir sin carnet provisional o hay que esperar?

No nos engañemos porque a la mayoría de personas que aprueban el permiso de conducción, el primer día y con la ‘L’ en la mano, cogen el coche para aplicar por sí solos los conocimientos adquiridos en la autoescuela.

La realidad es que, aunque sí se puede conducir sin carnet provisional, que suele tardar unos días en llegar, las autoridades desaconsejan hacerlo, ya que el conductor puede recibir una multa en caso de ser interceptado por los agentes de Tráfico.

La cuantía no es excesiva: solo serían 10 euros, que es la misma cantidad que la que se impone cuando el conductor no lleva consigo el carné de conducir.

La realidad es que ya cuentas con el permiso para conducir pero, al no tenerlo físicamente, la interpretación del agente de turno puede conducir a algún tipo de sanción económica, ya que se seguiría el mismo criterio que cuando una persona con más experiencia en la conducción no lleva encima el carné que lo corrobora.

Por tanto, es conveniente mantenerse cautos y esperar los pocos días que tarda en entregarse el conocido como carnet provisional.

Otras posibles consecuencias 

Las posibilidades no se quedan ahí, ya que el agente que pare el vehículo puede contar con un dispositivo cuya base de datos no esté actualizada, por lo que, en ese caso, sería difícil confirmar que cuentas con el permiso para conducir, al no contar con ese documento que así lo acredite.

Por ello (en casos muy excepcionales), la autoridad podría suponer que se está conduciendo sin permiso, lo que está penado por ley, concretamente en el Código Penal, cuyo artículo 384 castiga con una pena de prisión de entre 3 y 6 meses, una multa de 12 a 24 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de entre 1 y 3 meses.

Qué puedes hacer para evitar cualquier sanción

Para evitar cualquier problema y poder conducir en los primeros días tras el aprobado, puedes pedir en tu autoescuela un certificado con copia de la página de la DGT: en él se especifica la superación de los dos exámenes y que el permiso está vigente a pesar de no contar con el carné, sea provisional o definitivo, en la mano.

Limitaciones del carnet provisional

En cambio, el uso del carnet provisional está limitado a tres meses, siempre hasta que tengas en posesión el carnet definitivo.

Una de las grandes limitaciones del carnet provisional es que, con él, solo puedes conducir por carreteras españolas, sin poder salir de nuestras fronteras hasta que tengas el documento definitivo.

Además del carnet provisional, no conviene olvidar algunas otras limitaciones propias de los conductores noveles, como la obligación de colocar la famosa placa de la ‘L’ en la parte izquierda del cristal trasero, en busca de que el resto de conductores puedan verla con facilidad y tomen las precauciones necesarias para garantizar la seguridad vial.

No colocar este cartel supone una infracción que obliga al pago de una sanción de 100 €, la misma cantidad que supone el hecho de llevarla mal colocada, que no se vea correctamente o cuando, pasado un año, no se quita.

Además, estos conductores deben recordar que su velocidad máxima en autovías y autopistas es la misma que el resto de usuarios de estas vías, habiendo sido eliminado el límite de 80 que permanecía vigente hasta hace poco.

Eso sí, la tasa de alcohol máximo permitido por litro de aire respirado es de 0,15 (frente a los 0,25 del resto) y los puntos que acumulan estos conductores es de 8 en su primer año (respecto a los 12 de los demás).

Para cualquier trámite que tengas que hacer como conductor, lo mejor es que recurras a los profesionales de una gestoría de tráfico de referencia nacional, como es el caso de Gestiauto Tramitaciones, donde trabajamos día a día para que esta actividad puedas desempeñarla con total normalidad y con toda la documentación en regla.

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos