Reclamación de vicios ocultos en vehículos de segunda mano

Al adquirir un vehículo de segunda mano, es posible que, tras un uso continuado del mismo, te des cuenta de que este tiene vicios ocultos, un fenómeno por el que se puede reclamar la cancelación de la transacción o el pago de la reparación, entre otras posibilidades.

¿Qué son los vicios ocultos?

Si te preguntas qué son los vicios ocultos, se podrían definir como aquellos defectos, daños o averías graves que pueden afectar al automóvil o limitar su rendimiento, lo que puede hacer disminuir significativamente su valor o, directamente, hacer cambiar de opinión a la persona interesada sobre si le conviene hacerse con él o no.

Como puedes intuir por su nombre y su descripción, estos desperfectos no saltan a la vista en el momento de la compra, por lo que son detalles vitales para su uso.

¿Y si descubro vicios ocultos en coche de concesionario

Que el coche haya sido adquirido en un concesionario no supone un escenario diferente, ya que no exime de responsabilidad al vendedor el sector al que se dedica.

Requisitos de un vicio oculto

Las principales características de los vicios ocultos son las siguientes :

  • No estar a la vista: el comprador no es consciente de este fallo en el momento de la compra, también por no haber sido informado por parte del vendedor, que puede que sí conozca este asunto. Incluso, se puede probar el coche cuando se acude a verlo en persona y no notar nada de este fallo.
  • Anterior a la venta: este desperfecto debe darse antes de producirse la transacción para considerarse un vicio oculto o que este sea un efecto de una avería ya existente.
  • Este fallo tiene que ser grave: para ser considerado como tal, el defecto debe ser severo, incapacitando o limitando la función de la máquina. En este sentido, un arañazo o una abolladura insustancial no se considera un vicio oculto.
  • Medio año para reclamar: en caso de que el comprador detecte un vicio oculto en el vehículo, éste dispone de seis meses para reclamarlo.

Si notas algún problema en tu automóvil reuniendo estos requisitos, te encuentras ante un vicio oculto que puedes reclamar.

¿Qué ocurre si no tengo garantía?

La aplicación del Código Civil es lo que diferencia las transacciones de un profesional a un particular de aquellas en las que ambas partes son particulares.
Los concesionarios públicos o aquellas otras figuras dedicadas a la venta de vehículos con el único fin de lucrarse ofrecen, según la normativa, una garantía que cubre al comprador en estos asuntos.

Reclamación vicios ocultos coche de segunda mano

Si has detectado un vicio oculto, el primer paso es recurrir al diálogo entre ambas partes para tratar de alcanzar un acuerdo, evitando el procedimiento judicial.
Lo mejor es, mediante un abogado, enviar un burofax al vendedor en el que se solicite o bien la devolución del importe desembolsado por la operación o bien llegar a cualquier otro tipo de acuerdo económico para compensar ese desperfecto.

Vendedor Particular

En caso de que este primer paso no surtiera el efecto esperado en una transacción particular, pasaríamos a interponer una demanda en base a los artículos 1484 y correlativos del Código Civil.
Dependiendo del precio por el que se compró el automóvil, el procedimiento puede ser muy diferente: si es superior a 6.000 €, se producirá un procedimiento ordinario, con demanda, audiencia previa y juicio; si, por el contrario, no supera ese umbral, estaríamos ante un procedimiento verbal, con demanda y juicio.
En caso de que la cantidad no sea mayor de 2.000 €, la intervención del procurador no es esencial, pero la del abogado siempre es vital para buscar el mayor éxito en estos procesos, ya que sin su presencia, no es posible interponer una demanda de este tipo, según recoge la Ley de Enjuiciamiento Civil.
Una vez se haya acreditado el vicio oculto concreto que afecte a tu coche, se condena al vendedor a cumplir con lo solicitado por el comprador. En los casos más graves, se puede condenar, además, al pago de intereses por daños y perjuicios, así como a hacer frente a las costas asociadas al procedimiento.

Vendedor Profesional

Como hemos mencionado ya, estos procedimientos se pueden iniciar independientemente de la figura del vendedor, tanto si es profesional como particular.
En el caso de una venta por parte de profesionales, como los de un concesionario abierto al público, hay que tener en cuenta también la normativa de consumidores establecida en la LGDCU, específicamente en su artículo 123, en el que se señala que el vendedor debe garantizar que el producto en cuestión se encuentra en perfecto estado en el momento de la operación.

Plazo para reclamar vicios ocultos

El plazo para reclamar vicios ocultos es de seis meses, por lo que, transcurrido este tiempo, ya no podrás reclamar la compensación por estas averías.

Si tienes interés por transferencias de vehículos con total seguridad, lo mejor es que acuda a una gestoría de tráfico de garantías, como es el caso de Gestiauto Tramitaciones, donde nos encargamos de todo tipo de procedimientos para mantener la documentación de vehículos y conductores en regla, agilizando y facilitando estos procesos a quienes depositan su confianza en nuestro servicio.

 

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos