¿Qué hacer si tienes un accidente de tráfico?

Desgraciadamente, cada día ocurren decenas de accidentes de tráfico en diversos puntos del país. Cuestiones como las distracciones, el volumen de tráfico, o el consumo de alcohol y drogas, son las más comunes a la hora de sufrir un choque que implique a dos o más vehículos.

Si, por suerte, nunca te has visto involucrado en una de estas situaciones, posiblemente desconozcas qué hacer si tienes un accidente de tráfico, o cuál es el protocolo a seguir. Por eso proponemos un repaso por aquellas cuestiones que deberías tener en cuenta.

Qué hacer si tienes un accidente de tráfico

Cómo reaccionar ante un accidente depende mucho de la gravedad del accidente y de las consecuencias, pero se puede decir que existen ciertas pautas a seguir en todos los casos.

Procedimiento para el conductor del vehículo

Si como conductor, llegas a verte involucrado en un accidente, lo más recomendable es mantener la calma, no discutir con la otra parte, y tratar de llegar a un acuerdo amistoso que beneficie a ambos. Firmando el documento de parte amistoso, los datos de ambos conductores y de sus seguros quedan recogidos, de tal forma que serán las compañías aseguradoras las que se encarguen de reparar los daños.

En caso de enfrentamiento por desacuerdo entre las partes, imposibilitando la firma del parte amistoso, será necesario llamar a la Policía Nacional o a la Guardia Civil. Ellos serán quienes se encargarán de realizar un atestado y determinar las causas del accidente, igualmente si existen daños materiales importantes o daños personales.

En el supuesto de que la otra parte implicada se niegue a colaborar, se recomienda recoger todos los datos posibles que sirvan para identificarla, como matrícula del vehículo, datos de los testigos, etc. Y en última instancia presentar una denuncia penal sobre el culpable.

En cualquier caso, es de suma importancia informar a la aseguradora de lo ocurrido dentro de los 7 días siguientes.

Procedimiento para la víctima del accidente

Si has sufrido un accidente por culpa de otra persona, es decir, eres la víctima, tendrás derecho a una indemnización para todos los daños causados, ya sean físicos, materiales o personales.

Es posible presentar una reclamación a través de dos vías, que son la vía extrajudicial y la vía judicial. En el primer caso, se negocia la indemnización directamente con la asegura, sin llegar a juicio. En el segundo, se puede interponen una denuncia o una demanda, dependiendo de si el accidente constituye un delito, o si la compañía de seguros no ofrece una indemnización adecuada.

El importe de la compensación que calcula en base a la valoración de los daños sufridos y a los intereses, tenidos en cuenta desde la fecha del accidente. Por eso es necesario realizar un estudio de cada caso concreto para determinar una indemnización justa.

Reclamación por daños materiales y personales

Una persona accidentada tiene derecho a exigir la reparación de los daños materiales del vehículo, y una indemnización por los daños personales derivados del mismo.

En el caso del vehículo, el valor de la indemnización dependerá de los daños, cubriendo la reparación completa o el importe del valor de venta del mismo si los daños superan el valor del vehículo. También se pueden reclamar otros daños materiales derivados del accidente, como el caso de pérdida de objetos transportados, etc.

Para indemnizar los daños personales, se tiene en cuenta la gravedad del daño, si es causa de muerte, o si ocasiona lesiones permanentes o incapacidad. Son muchos los factores que influyen en esto, como las características del propio individuo afectado.

Cómo funcionan los seguros

Los seguros se harán cargo de los daños ocasionados dependiendo del tipo de póliza contratada. Por ejemplo, los seguros a terceros, o de responsabilidad civil, cubren los daños que el asegurado provoque a terceras personas. Los seguros a todo riesgo, en cambio, tienen que cubrir los daños que no se recogen en el seguro de responsabilidad civil.

Ya conoces qué hacer si tienes un accidente de tráfico. Recuerda siempre mantener la calma, y tratar de llegar a un acuerdo amistoso. Aunque el mejor consejo es conducir con precaución para evitar daños que ninguna indemnización pueda reparar. ¿Conocías este procedimiento? ¿Tienes dudas al respecto?

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

CONTACTA CON EL AUTOR:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos

Current ye@r *