Qué distintivo medioambiental me corresponde según mi vehículo

La pegatina de la DGT que ha ganado tanto terreno en los últimos años en la luna de los automóviles ha venido de la mano, como con tantas otras novedades en este ámbito, de multitud de dudas, como qué distintivo medioambiental me corresponde, según las características del vehículo en cuestión.

Son muchas las especificaciones recogidas en cada una de las pegatinas de la DGT referidas al estatus de los automóviles en la lucha contra el cambio climático, especialmente teniendo en cuenta su capacidad de emisiones de CO2, uno de los grandes problemas a los que apuntan últimamente los gobiernos y asociaciones ecologistas como lastre para la sostenibilidad del planeta para las próximas generaciones.

Teniendo en cuenta que cada año se suman más municipios a la incorporación de áreas de bajas emisiones (recientemente, el Gobierno español reveló su plan de establecer zonas de este tipo de 149 localidades hasta 2023 como máximo), se puede entender la imperiosa necesidad de disponer de un medio que informe con total objetividad y legitimidad acerca del papel del vehículo para rebajar los ataques a la atmósfera.

Cuáles son los distintivos medioambientales de la DGT

Actualmente, Tráfico dispone de cuatro categorías de pegatinas que diferencian entre los niveles de emisiones y la eficiencia energética que ofrecen los automóviles hoy en día.

El fin de esta clasificación no es otro que el de discriminar positivamente a los vehículos menos contaminantes, por lo que puede ser una herramienta muy práctica y útil para restringir el tráfico en momentos en que se constata una alta contaminación, así como para promover nuevas tecnologías de movilidad más sostenibles.

A continuación, exponemos los diferentes distintivos medioambientales de la DGT que existen:

El 0 Emisiones

Con un cero numérico de grandes dimensiones y el color azul de fondo, informa de que estamos ante un vehículo sin emisiones contaminantes, entre los cuales se incluyen los eléctricos de batería (BEV), eléctricos de autonomía extendida (REEV), eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con autonomía mínima de 40 kilómetros y los vehículos de pila de combustible.

ECO

Reconocible también por sus colores verde y azul, la etiqueta ECO pertenece a aquellos vehículos considerados como poco contaminantes, es decir, los híbridos enchufables con autonomía inferior a los 40 kilómetros, los híbridos no enchufables (HEV), aquellos propulsados por gas natural (GNC y GNL) y gas licuado de petróleo (GLP).

Estas dos categorías son las que se contemplan como aceptadas para la circulación de los vehículos por las áreas de bajas emisiones de los municipios que deciden adoptar estas medidas para combatir el cambio climático.

La etiqueta C

Con un fondo verde, este distintivo es el que más vehículos abarca. Es la pegatina ligada a turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados desde enero de 2006 y diésel desde septiembre de 2015, así como todos los vehículos (ya sean diésel o gasolina) de más de 8 plazas y los considerados pesados que se matricularon después de 2014.

La etiqueta B

Conocido como el distintivo amarillo, pertenece a los vehículos más antiguos: turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados con posterioridad al 1 de enero de 2001 y los mismos propulsados por diésel, así como todo tipo de vehículos de más de 8 plazas y pesados, desde 2006.

Si tienes un vehículo cuya descripción no encaja con ninguno de los anteriores apartados, la razón es que no tiene derecho a ninguna de estas etiquetas por no cumplir ningún requisito para categorizarse como vehículo “limpio”.

Qué distintivo medioambiental me corresponde según mi vehículo

Probablemente, aún habiendo leído las anteriores descripciones, no tengas claro cuál es la categoría que le corresponde a tu caso.

Por ello, para saber cuál es la etiqueta que le corresponde exactamente a tu vehículo, basta con entrar en la web o en la app de la DGT, introducir la matrícula de tu automóvil en su buscador y pulsar en el botón “Consultar”.

En los resultados de búsqueda, se puede reflejar la opción que pertenece a la descripción de tu vehículo o, por el contrario, la explicación por la que no tienes derecho a tener una.

Como alternativa, puedes consultarlo llamando al 060 o acudiendo en persona a cualquier Jefatura de Tráfico (en este caso, mediante cita previa).

Para adquirir la tuya, solo tienes que pagar 5 euros (quizás algo más por posibles gastos de envío o de cualquier otra índole) acudir a cualquier oficina de Correos, a la red de la Confederación Española de talleres CETRAA, otros talleres autorizados, Gestores Administrativos y el Instituto de Estudios de Automoción (IDEAUTO); en el caso de flotas, contactando con la asociación Ganvam.

Una vez has conocido qué distintivo medioambiental me corresponde, si necesitas completar cualquier otro trámite administrativo de tráfico con total garantía en términos de rapidez, precisión y seguridad, puedes acudir a Gestiauto Tramitaciones, donde contamos con los mejores profesionales para cumplir con cualquiera de nuestros servicios.

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos