Dónde asegurar vehículos históricos | Los mejores consejos

Si tienes un coche con más de 25 años y se mantiene en un estado óptimo teniendo en cuenta su antigüedad, tienes la opción de asegurarlo en la categoría de vehículos históricos o clásicos, lo que te supone un considerable ahorro económico a fin de mes respecto a la modalidad convencional; en este post, te ofrecemos la mejor información sobre dónde asegurar vehículos históricos, un colectivo especial por los años que llevan prestando su función, en este caso, como hemos dicho, mínimo un cuarto de siglo.

Qué son los vehículos históricos

Antes de pasar a analizar las distintas opciones sobre dónde asegurar vehículos históricos, necesitamos hacer un repaso de lo que supone el concepto de vehículo histórico, ya que no todos aquellos que sobrepasan los 25 años se consideran de esta forma. 

Conviene diferenciar, en este sentido, entre los siguientes conceptos, cuyo criterio común es que han pasado de esa barrera de edad:

  • Coches viejos: son los automóviles que han alcanzado esa edad, sin estar cuidados y en pleno funcionamiento.
  • Coches clásicos: están en pleno estado de mantenimiento, a diferencia de los anteriores. Como curiosidad principal, cada vez más aseguradoras exigen a los interesados en asegurar un vehículo de este tipo que cuenten con otro coche más moderno, ya que, de esta forma, no se aseguran sólo estos coches antiguos.
  • Coches históricos: entre los requisitos para ser considerados así, el modelo en cuestión no se puede seguir fabricando en el momento de su certificación y, según actualizaciones legislativas recientes, eleva el umbral de la edad desde su fabricación o primera matriculación a los 30 años. Además, debe mantener su estado y sus piezas originales, sin haber sido sometido a ninguna modificación técnica en motor, frenos, dirección, suspensión o carrocería.

Otras cuestiones que se suelen considerar a la hora de valorar un vehículo como histórico son las siguientes circunstancias:

  • Que aparezca en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español
  • Que sea declarado de interés cultural
  • Que sea de interés especial por haber sido de una personalidad importante
  • Que haya intervenido en algún acontecimiento de trascendencia histórica
  • Que se considere vehículo de colección

Es conveniente dejar claro que, para que conste como vehículo histórico debe ser inspeccionado por un laboratorio oficial homologado, donde se verificará que todos los componentes importantes siguen intactos prestando su función para, tras este primer paso, pasar al órgano competente de la Comunidad Autónoma correspondiente.

El último paso es pasar una Inspección Técnica de Vehículos (ITV) adaptada a su historia; tras superarla, ya se podrá matricular en la Jefatura Provincial de Tráfico.

Entre los beneficios más destacados de la matriculación de vehículos históricos destacan que no se suele pagar el impuesto de circulación (depende de cada municipio), pasa la ITV con menos frecuencia, este proceso es menos exigente que en los automóviles más modernos y, sobre todo, el seguro es mucho más barato pero… ¿dónde asegurar vehículos históricos?

Seguros para vehículos históricos

Si te preguntas dónde asegurar vehículos históricos, en la mayoría de empresas aseguradoras presentes en el sector ofrecen una modalidad destinada a cubrir los posibles gastos derivados de percances.

En la legislación de tráfico española, se recoge como obligatorio que cualquier vehículo a motor que circule por las vías y carreteras del país deben contar con un seguro de responsabilidad civil, que, como mínimo, contemple los daños a terceros.

No contar con una póliza para el automóvil supone el incumplimiento de la ley, concretamente, del Real Decreto Legislativo 8/2004, en el que se reflejan posibles sanciones de unos 1.500 euros. 

La principal baza de los seguros para vehículos históricos es que la cuota es muy inferior a la del resto del parque vehicular.

Requisitos comunes de los seguros para vehículos históricos

A la hora de decidir dónde asegurar vehículos históricos, algunas ofertas pueden establecer distintos criterios para que tu automóvil pueda ser aceptado como tal en esta modalidad de póliza.

Algunas compañías exigen, por ejemplo, que los conductores que hagan uso de no superen los 5.000 kilómetros al año. Otras imponen que la persona interesada cuente con más de 25 años como propietario o que quien sea el titular del seguro tenga más de un año de antigüedad con el carnet de conducir.

Otra de las claves para poder asegurar un vehículo histórico es que este tenga superada la ITV (en caso de que no sea así, se puede activar un seguro de tiempo limitado, de entre 24 y 48 horas para acudir al centro correspondiente para esta prueba).

Las aseguradoras también suelen exigir la presentación de un mínimo de 5 fotografías relativas al automóvil.

Ten en cuenta que los vehículos históricos se revalorizan con el tiempo, lo que puede llamar la atención a los amantes de lo ajeno, por lo que una de las coberturas más comunes en las pólizas de coches históricos es la relativa a robos o sustracciones.

Si necesitas realizar cualquier gestión relacionada con tu vehículo histórico, lo mejor es que acudas a una gestoría de Tráfico de confianza, formada por profesionales de primer nivel que conocen las vías más rápidas, seguras y precisas para cumplir con tu objetivo.

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos