4 Consejos para conducir de noche con más seguridad

Si le preguntas a varios conductores cuál es el peor momento para conducir, sin duda muchos te dirán que la noche. No es de extrañar, teniendo en cuenta que la visibilidad se reduce y según los expertos el 90%  de nuestra capacidad de reacción al volante depende de la vista. Además de que el sueño puede mermar las capacidades de conducción. Por eso vamos a darte algunos consejos para conducir de noche. Toma buena nota de ellos.

Consejos para conducir de noche

Mantente alerta

Está claro que durante la noche hay que extremar las precauciones en la carretera, y eso implica contar con todos los sentidos. Por eso, si necesitas conducir de noche, hazlo descansado (una siesta por la tarde ayuda) y, por supuesta, evita el consumo de cualquier sustancia que pueda afectar a tus facultades o provocar somnolencia, ya sea alcohol o determinados medicamentos.

Cuida la iluminación

Comienza con los faros delanteros. Primero, asegúrate de que ambos funcionen. Si no lo hacen, reemplázalos en pares; de lo contrario, tendrá un faro débil y apagado y otro totalmente nuevo, lo que puede desorientar.

También debes asegurarte de que el cristal del faro esté limpio y despejado. La suciedad y la oxidación reducen la cantidad de luz que puede iluminar el camino. Existen kits de pulido de lentes para restaurar la claridad de los faros e iluminar mejor la carretera.

Ve preparado

Quedarse tirado en una carretera nunca es agradable. Hacerlo de noche es peor aún, dado que pasa menos gente que pueda ayudarte y puede ser más difícil encontrar el camino a cualquier parte. Por eso siempre es buena idea llevar un teléfono móvil para pedir ayuda, así como un sistema de navegación GPS (por suerte ya suele venir integrado en el móvil).

Evita deslumbrar y que te deslumbren

Ya sabes, o deberías saber, que hay que quitar las largas cuando un coche venga de frente. Lo que muchos no saben es que llevar las luces antiniebla encendidas cuando no hay niebla ni llueve también puede dañar la vista de los que vengan de frente.

Si eres tú el deslumbrado, una forma de evitar males mayores es desviar la mirada hacia abajo y hacia un lado, utilizando como guía la línea de carril.

Esperamos que estos consejos te sirvan para moverte de forma más segura en tus desplazamientos nocturnos.

¿Alguna vez has tenido problemas conduciendo de noche? Cuéntanos tus experiencias en los comentarios.

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

CONTACTA CON EL AUTOR:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos

Current ye@r *