4 consejos para conducir con nieve en carreteras

Cada vez está más cerca la estación más fría del año y todos sabemos que no es lo más agradable conducir en condiciones adversas debido a que se reduce drásticamente la seguridad y los cinco sentidos -más que nunca- deben estar puestos en la carretera.

En este post, te ofrecemos 4 consejos para que, en el caso de tener que conducir con nieve, lo hagas con todas las garantías.

Qué hacer si tienes que conducir con nieve

Infórmate de la previsión meteorológica

Este es un aspecto muy importante a la hora de coger el coche en invierno porque nos puede ahorrar más de un contratiempo indeseado. Consulta el tiempo previsto para la zona por la que pasarás para así equiparte con lo necesario o trazar rutas alternativas si fuera necesario.

Los neumáticos son la clave para conducir con nieve

Al ser los “zapatos” del vehículo, las únicas piezas que tocan el suelo, son los elementos que hay que tener más en cuenta en esta circunstancia. Si vives en una zona en la que es frecuente la aparición de nieve o hielo, lo mejor es hacer un cambio de ruedas en otoño para así estar equipados con los denominados neumáticos de invierno, los cuales, por su composición, aportan una mayor adherencia al coche.

Además, una presión correcta y utilizar marchas largas para forzar lo menos posible a los neumáticos suponen otros dos consejos relacionados con las gomas que debes considerar para que la conducción en invierno sea lo más segura posible.

Modera tus maniobras al conducir con nieve

Si te encuentras con unas condiciones de la calzada adversas, olvídate de las prisas porque lo que debe primar es la seguridad y, para lograrla, deberás ser cauto en la conducción, con un manejo del volante moderado, evitando los volantazos bruscos que pueden hacer que pierdas el control del vehículo.

Además del volante, hay que tratar con mimo los pedales para que tanto las salidas y los pasos por curva como las frenadas se realicen sin bloquear las gomas. A la hora de frenar, es conveniente que se pise de forma suave el pedal y de forma continuada, además de tratar siempre de cumplir una distancia de seguridad con quienes nos precede aún mayor que en situaciones normales.

La iluminación, clave al conducir con nieve

Como en una nevada la visibilidad es bastante escasa, al igual que por la noche, se antoja aún más importante la necesidad de contar con las luces de posición y de cruce activadas para que puedas ver en todo momento lo que te rodea, además de hacerte ver ante los demás conductores.

Además de estos consejos, es conveniente recordar los ya conocidos por todos, como es aprovisionarte de cadenas para aumentar la seguridad en caso de fuertes nevadas, una rueda de repuesto, usar chaleco reflectante en caso de salir del vehículo y llevar el móvil con suficiente batería ante cualquier contratiempo. Además, en caso de que creas que no puedes continuar, detén el vehículo hasta que las condiciones mejoren.

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

CONTACTA CON EL AUTOR:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos

Current ye@r *