Claves para dar de baja un seguro de coche o moto

Uno de los aspectos fundamentales a la hora de buscar un seguro, junto con el precio, es la facilidad que nos da la compañía para dar de baja un seguro.

Pero, ¿qué hacemos cuando buscamos dar de baja un seguro?

O bien queremos contratar otro o simplemente ya no nos interesa sus coberturas. Los consumidores cada vez nos hemos vuelto más desconfiados y siempre leemos todas las clausulas para no tener en un futuro próximo ningún problema. A pesar de ello, la mayor parte desconoce cuál es el procedimiento legal para dar de baja un seguro. Aquí os vamos a mostrar una serie de pautas a seguir:

Debemos avisar a la aseguradora dos meses antes de que la póliza vaya a vencer. Nunca debemos esperar a que la póliza venza para dar de baja un seguro. Tendremos que realizar un escrito en el que aparezcan todos los datos del tomador y de la póliza. Dicho escrito lo deberemos enviar por FAX o correo electrónico. No estaría demás llamar a dicha compañía para asegurarnos que el documento ha llegado correctamente.

Otro paso que debemos dar para dar de baja un seguro es avisar a nuestro banco que no nos vuelva a pasar los recibos correspondientes a dicha póliza.

¿Qué ocurre si directamente se dejan de pagar los recibos o se devuelven los recibos domiciliados?
Es una alternativa muy arriesgada y una forma errónea de dar de baja un seguro, ya que nos exponemos a una posible demanda judicial. Lo ideal es hacer las cosas bien y seguir los pasos que hemos mencionado anteriormente.

¿Se puede dar de baja un seguro si no se está conforme con la subida de la cuota del próximo año?
La mayor parte de las aseguradoras utilizan el “truco” de avisarnos de la subida de la cuota tras los dos meses de preaviso. De esta forma consiguen que si no estuviésemos de acuerdo con dicho incremento debamos esperar al vencimiento de la póliza al año siguiente.

¿Qué se necesita para dar de baja un seguro cuando el tomador ha fallecido?

En caso de fallecimiento, la aseguradora solicitará el certificado de defunción del tomador. En el caso de un seguro de coche en el que el propietario del vehículo haya fallecido, no se podrá circular legalmente hasta la repartición de la herencia y el cambio de propietario por el heredero legítimo, el contrato del seguro quedará extinguido y habría que realizar una póliza nueva.

Descripción del autor

Gestiauto Tramitaciones

Sobre el autor:

CONTACTA CON EL AUTOR:

No hay comentarios

Dejar un comentario

Reiniciar los campos

Current ye@r *